¿De dónde viene el olor de los libros viejos?

Vota este libro

Olor de los libros viejosEl olor de los libros viejos es algo único. Si hablamos de aromas que nos seducen, podríamos nombrar el olor de la vainilla, el césped recién cortado,  y el café. Incluso podríamos nombrar a los combustibles para auto, que no sabemos por qué, pero en cierto grado nos gusta.

Pero hay uno en particular que nos seduce, el que aparece al abrir un libro antiguo.

Los libros viejos tienen un olor característico que los identifica. Un aroma que nos invade y nos conquista con suma facilidad. Es tan importante como su contenido, ya forma parte su esencia y todos esperamos que esté allí al abrir el libro.

Causa del olor de los libros viejos

El secreto de este exquisito perfume se encuentra en los cientos de compuestos orgánicos volátiles (VOCs por sus siglas en ingles) que se encuentran en las hojas, tapas, tinta y pegamento. Con el transcurso de los años estos compuestos se descomponen liberando sustancias químicas al aire, y de esta forma es como llegan a nosotros.

El principal de estos compuestos es la lignina, el más abundante del mundo vegetal y que se encuentra en las hojas de nuestros libros viejos. Cuando se oxida con el paso del tiempo, provoca que las páginas se vuelvan amarillentas y a su vez libera sustancias al aire, que se traducen en aromas agradables, ya que la lignina esta relacionada con la vainilla.

Además, los libros también pueden retener olores a los que han sido expuestos, ya sean casos de humedad, pétalos guardados entre las páginas o humo.

Los libros nuevos también poseen un aroma característico, pero es distinto al de los más antiguos. Esto se basa principalmente en el tiempo de descomposición de los compuestos VOCs y también en que los libros nuevos están hechos con otros tipos de materiales que modifican su perfil aromático.

Olor a libro viejoDetectar los aromas podría llegar a ser de gran ayuda para las bibliotecas. Se podrían detectar los ejemplares que se estén deteriorando para preservarlos mejor y aumentar su tiempo de vida útil.

Con el avance de la tecnología, muchos de nosotros hemos pasado parcial o totalmente a los lectores electrónicos. Estos cuentan con varias ventajas, pero aún así no es lo mismo que un libro en formato físico. Pero si quieres asemejar un poco la experiencia puedes comprar velas, perfumes y ambientadores que harán que el lugar huela como una vieja biblioteca.

Si te resolviste tu duda sobre el olor de los libros viejos y te gustó este artículo te pido que lo compartas en alguna de tus redes sociales. Gracias infinitas 🙂

 

Comentarios

  1. Por Cecilia

    Responder

  2. Por Mel

    Responder

    • Por Kevin

      Responder

  3. Por Anto

    Responder

    • Por Kevin

      Responder

  4. Por Mel hg

    Responder

  5. Por Eleazar Valenzuela

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

¿QUIERES LIBROS GRATIS?

¿QUIERES LIBROS GRATIS?

 

¡Hola lector! Seguramente a tí te guste tanto leer como a mi. Por ese motivo te voy a dar un regalo que te encantará.

Suscribiendote a mi lista de correos podrás descargar gratuitamente la guía para conseguir libros gratis en 2016.

Es exclusiva de Mi Blog de Libros, por lo tanto, no la encontrarás en otro sitio.

Sirve tanto para conseguir libros digitales como también para libros físicos.

Genial! Ahora solo falta que confirmes tu suscripción desde el email que te mandé :)